martes, 31 de julio de 2012

El autoestudio, el mayor talento en ajedrez

Learning From Ray Robson, "Chess Child" MI Greg Shahade

 (Este artículo fue publicado en inglés por primera vez aquí) y traducido en ésta web: pincha aquí.

Cubierta del libro "Chess Child",
sobre los primeros años
del Gran Maestro Ray Robson
Me gustaría hablar sobre el libro “Chess Child” (Niño de Ajedrez), y de la idea del talento en ajedrez. Si no has leído el libro y eres un aficionado serio del ajedrez, se lo recomiendo calurosamente. Es la historia de Ray Robson, y su camino hacia el título de Gran Maestro. El libro contiene algunas ideas muy importantes para padres con niños muy talentosos.

 Me encantó el libro, y simplemente no pude dejar de leerlo. Pienso que la actitud del padre de Ray, Gary Robson, fue perfecta. Él tenía una fe ciega e inquebrantable en su hijo, y le proveyó una atmósfera perfecta para que su hijo triunfase. Me hizo darme cuenta que Ray forma parte de mis adversarios y que mi único chance de alcanzar sus alturas es trabajar tanto o más como él lo hace (¡nada fácil!). 

 Este libro me inspiró a escribir acerca de la habilidad más importante para un niño que aspira a convertirse en un Gran Maestro. Hay un gran debate acerca de cuán importante es el talento. Realmente es una cuestión bastante difícil, porque es difícil definir lo que significa y lo que es el talento. Hay otros debates acerca del estudio, y de cómo si alguien estudia bastante puede superar la falta del “talento” tradicional y todavía convertirse en un gran jugador. 

 Todo esto es interesante, pero pienso que la habilidad más importante para un jugador joven es obtener el hábito de estudiar por su propia cuenta, de una manera inteligente. 

 Esto puede sonar relativamente simple, pero el problema consiste en que los niños no tienen la más la mínima idea de cómo estudiar. Ellos son niños después de todo. Ellos quieren jugar partidas de un minuto en ICC, jugar videogames, quieren que el entrenador se los diga todo. Es realmente difícil para un niño de 9 años estudiar por su cuenta. Y cuando leí Chess Child, para mí fue claro que esta es la habilidad de Ray que a otros jugadores jóvenes les falta. 

"Con apenas una docena de libros nuevos de teoría y táctica, Ray estuvo dedicando un mínimo de 25 horas a la semana estudiando ajedrez por su cuenta. Estaba leyendo todo lo que encontraba y analizando partidas magistrales todos los días. El tiempo de estudio que dedicaba no tenía nada que ver con mi plan; por el contrario, eso es todo lo que hacía Ray. Nunca tuve que decirle que estudiara ajedrez. Cuando yo llegaba del trabajo, lo encontraba analizando una posición en el tablero."


 Es muy difícil estudiar adecuadamente para gente joven, y esto lo sé debido a mis sesiones con jóvenes talentos de USA. Tengo en mi grupo los mejores del país, y veo lo poco que saben en algunos de los casos. Ray estuvo en algunas sesiones y estaba claro que el sí sabía de ajedrez. Ray dedicó en casa incontables horas trabajando en su juego. Sin embargo, los chicos que están tan solo un nivel debajo de la altura de los mejores jóvenes del país, no tienen la más mínima idea de cómo estudiar eficientemente. Los talentos más jóvenes, con una edad de 14 a 16 y con un rating de más o menos 2300, no saben cosas que ellos debieran saber si están tratando de convertirse en grandes jugadores, como finales típicos y las líneas principales de las aperturas que ellos juegan. 

 Solo cabe imaginar cuán pobre es entonces el conocimiento y el autoestudio del ajedrez en jugadores con mucho menos rating. Y es una pena, porque ellos reciben calurosas felicitaciones por ser tan solo un poco buenos al ajedrez… pero si ellos no aprenden buenos hábitos de estudio pronto, nunca alcanzarán su máximo potencial ajedrecístico. 

 Si usted quiere ayudar a su niño a alcanzar su potencial ajedrecístico, he aquí algunos consejos:
  •  Tan pronto como sea posible, usted debe enseñar y/o guiarlos en cómo estudiar por su cuenta. 
  •  Si tiene que forzarlo a estudiar, entonces es probable que el niño no va a ser un gran jugador. Un buen signo es cuando ellos quieran hacerlo todo por su cuenta, e incluso a veces tienes que apartarlo del estudio. 
  •  Un entrenador es muy útil para el desarrollo ajedrecístico del niño, pero es secundario para insuflar buenos hábitos de estudio. Un entrenador puede ayudar a un niño que raramente estudia ajedrez por su cuenta, pero es muy improbable que ese niño se convierta en un grande del ajedrez. (y cuando digo grande, me refiero a Gran Maestro) 

Conclusiones:
  •  Si usted ve que su niño está estudiando constantemente por su cuenta sin ningún tipo de empujón, esto es una buena señal. Probablemente significa que tiene gran potencial. 
  •   Si usted no ve a su niño estudiando por sí solo, probablemente significa que su potencial es limitado. Las buenas noticias es que todavía puede convertirse en muy buen jugador si tiene la suerte de poseer la combinación de talento ajedrecístico puro (visión del tablero, buena memoria, etc.) pero probablemente no será uno de los mejores jugadores del país. 
  •   Ningún entrenador puede hacer a un niño un gran jugador. Esto es casi universal, a no ser que el entrenador encuentre la manera de hacer que el niño estudie por su cuenta. Si el chico ya estudia como un maniático, un buen entrenador puede ser el empujón extra que este necesita para convertirse en un gran jugador. No obstante, en casi todos los casos, lo más importante el que el niño estudie por su cuenta de manera inteligente, la mayor cantidad de horas posibles al día. 

Concluiré con otro párrafo del libro, el cual nos da un panorama de como Ray Robson se consagró al ajedrez en sus primeros años:

"Ray tenía un bulto de libros para leer en su lugar de la mesa, y los leía durante el desayuno y la comida. Tenía otra pila de libros debajo del tablero que siempre tenía armado en la mesa de la sala de la casa. Tenía libros de ajedrez sobre la mesita de noche, al lado de su cama, para leer antes de dormir y antes de levantarse. Tenía libros en su mochila para leer en los quince minutos que duraba el trayecto hasta la escuela."


Ray Robson (Nacido el 25 de octubre del 1994) es un gran maestro estadounidense que se convirtió, en Octubre del 2009, dos semanas antes de su cumpleaños número 15, en el gran maestro electo más joven de la historia del país. En la actualidad (julio 2012) ostenta un rating FIDE (Elo) de 2601.