miércoles, 8 de febrero de 2012

¿Sabías que ...? (2)

El ajedrez y el mundo árabe

Por Diego Ramos Diez



Cómo ya dijimos, el ajedrez surgió probablemente en la India en una fecha que no se puede determinar, de allí pasó a Persia (eran vecinos) y cuando Persia fue conquistada por los árabes en el siglo VII, estos quedaron fascinados por nuestro juego ylo difundieron por todo su imperio, que abarcaba desde la India hasta lo que hoy es España, entrando de este modo a Europa. A excepción quizá de Rusia y los demás países de Europa del Este, ningún pueblo se ha sentido nunca tan fascinado por el ajedrez cómo los árabes, ahí van algunas de sus curiosidades: El ajedrez hindú se llamaba “chaturanga” (juego de los cuatro ejércitos), pero la propia palabra ajedrez proviene del árabe “shatranj”.
La palabra “jaque” proviene de la palabra persa “sha” (rey) y la expresión “jaque mate” significa “el rey ha muerto”.¿Sabías que la palabra alfil proviene del árabe? Esta significaba “elefante”, que era lo que simbolizaban los alfiles en la antigüedad.
¿Sabías que hace menos de un siglo, para poder clasificar a los jugadores más fuertes del mundo se inventaron los títulos de “Maestro de la F.I.D.E”, “Maestro Internacional” y “Gran Maestro”? Sí, ¿verdad?
Pero, ¿Sabías que los árabes, hicieron lo mismo hace más de mil años? Su clasificación iba del nivel 1 al nivel 5 e implicaba que si se enfrentaban, por ejemplo, un jugador del nivel 5 (el más alto, llamado “grandeza”) con otro del nivel 1 (el más bajo), el primero debía jugar sin dama, para así poder conceder algo de ventaja al aspirante y de paso hacer la partida más interesante.
¿Sabías que los primeros libros de ajedrez los escribieron los árabes? De hecho, hubo un autentico “boom editorial” ¡más cinco siglos antes de que se inventara la imprenta! Hacia el 840 Al-Adli, considerado el mejor jugador de Bagdad escribió el Libro del ajedrez, hoy perdido. Más adelante autores cómo al-Razi (Elegancia en el ajedrez, 847) o al-Suli (otro Libro del ajedrez, 946) serían los primeros de una larga lista de autores árabes que escribieron libros sobre nuestro deporte. Eran especialmente buenos en crear “mansubas”, es decir, problemas sobre finales. Hoy en día es común que los mejores jugadores del mundo tengan uno o varios entrenadores, pero ya los árabes hicieron cosas por el estilo. Por ejemplo, el gran jugador árabe Zairab (siglo IX) tenía un esclavo llamado Mainal sólo para que ¡le compusiese problemas con los que entrenarse!
Hace menos de un siglo, los rusos, otro pueblo muy amigo del ajedrez, incluyeron a este en los planes de estudio de sus alumnos, pero ya los árabes hicieron lo mismo más de un milenio antes. Sus jóvenes se educaban, además de matemáticas o lengua, en música, arte y ajedrez. Probablemente, ¡debía de ser una asignatura más divertida que el resto!
Para poder apuntar y estudiar sus partidas, los árabes inventaron el primer sistema de notación. Éste consistía en identificar a las columnas, no con letras sino con el nombre de la pieza que la ocupaba al principio de la partida (nuestra columna e, sería para ellos la columna de rey y la h, la de torre, por ejemplo). Este sistema resultó tan útil que aún se encuentran libros no muy antiguos (de unos 30 años) que lo utilizan.